Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

RECIÉN NACIDO

¿A qué edad puedo comenzar a vacunar a mi bebé?

Muchas mamás se sienten culpables de poner vacunas a sus bebés cuando son muy pequeños. Aquí te explicamos por qué es importante.


Las vacunas ayudan a tu recién nacido, que viene de un lugar estéril en donde no había infecciones y está apenas generando un sistema inmunológico, a generar inmunidad en un mundo donde todavía circulan enfermedades graves e incluso mortales (como neumococo o tos ferina) antes de que entre en contacto con ellas.

Además, vacunando a tus hijos ayudas a proteger a tu familia y a la comunidad evitando que dichas enfermedades se sigan propagando.

¿Puedo retrasar las vacunas?

No se recomienda, pues no existe ningún beneficio en hacerlo y seguir el calendario indicado por la cartilla de vacunación y su pediatra lo protegerá en los primeros meses de vida de enfermedades que se pueden prevenir.

¿Cómo puedo ayudarlo para que no le duela el piquete?

Pide al personal de salud que se la aplique que te deje amamantar a tu bebé mientras lo hace. Está comprobado que un bebé prendido al pecho de su mamá siente menos dolor y más tranquilidad al ser vacunado y se consuela más rápidamente.

¿Por qué le ponen tantas vacunas a la vez?

En muchos casos tu bebé obtendrá de una sola vacuna una combinación que lo protege contra más de una enfermedad. Esto significa menos vacunas para él y menos visitas al doctor con similares efectos secundarios a los de las vacunas individuales. Si tu hijo tiene efectos secundarios serios de una vacuna combinada, pide que se las pongan por separado para ver cuál está causando la reacción.

¿Puedo esperar a que empiece la escuela para vacunarlo?

No es recomendable ya que tu bebé puede entrar en contacto con una de estas enfermedades antes (en la tienda, en una comida familiar o en el pediatra).

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Los comunes son dolor, inflamación o enrojecimiento de la zona donde se aplica la vacuna. Los efectos secundarios serios son raros.

No lo dudes, ¡dale a tu hijo la protección que necesita!


Notas relacionadas