Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

DESTETAR

¿Cómo ajustarse a la llegada de un bebé?

Casi siempre los papás primerizos, e incluso los que no lo son, ponen sus rutinas boca arriba, se aíslan y se cansan más de lo necesario. Te decimos cómo hacer esta transición más sencilla.


Que tu bebé se adapte a ti. Lo primero que debes recordar es que todo es nuevo para tu hijo, así que lo ideal es que se integre a la dinámica de la familia a la que pertenece. Si no es tu primer bebé, pensar así también facilitará el proceso para tus otros pequeños. Esto no quiere decir que todo va a seguir exactamente igual, finalmente quien llega también merece un lugar especial en la familia, pero no tiene que volverse el centro del universo, sino un miembro más.

 
Intégralo a las rutinas. Evita que tu pequeño se convierta en un impedimento para seguir con tu vida y la de tu familia. Siempre que se pueda y sin ponerlo en riesgo, intégralo a la logística que ya tenías. Si quieres ausentarte un par de horas por las mañanas y le das leche materna, espáciale las tomas para que alguien más pueda cuidarlo. Si la boda de tu mejor amiga es en 4 meses, organiza todo para llevarlo contigo. Y si tus otros hijos tienen actividades en la tarde, llévate también al pequeño. 
 
 
No lo enredes más. Divídete las tareas con el papá de tu bebé de manera que ambos participen en lo que más se les facilite. Por ejemplo, si darle las tomas en la noche implica para él consolar al bebé en lo que llora por su comida, descongelar la leche, calmar su llanto y luego dársela, lo más seguro es que terminarás levantándote a arreglar la crisis. Entonces, quizá es mejor que tú te despiertes a darle pecho y te quedes en cama hasta tarde mientras él cubre el desayuno del resto de la familia y lleva a los niños a la escuela.

 
Pide ayuda. Si aceptarla cuando te la ofrecen te parece difícil, pedirla te sonará casi imposible. Pero ahora que eres mamá, es importante que comiences a hacerlo, ya que la maternidad no es sencilla. Esta carrera no se trata de demostrar qué tan fuerte o sacrificada eres, en realidad tu tarea principal es estar bien y feliz para tus hijos, y si para eso necesitas estudiar una maestría o salir al cine los domingos, es importante que busques la manera de hacerlo.

 
¡Haz de este momento algo gozoso!

Notas relacionadas