Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

SALUD

Episiotomía ¿realmente es necesaria?

La episiotomía es un pequeño corte en el perineo (entre la vagina y el recto) para ampliar la apertura vaginal durante el parto. En algunos hospitales sigue siendo un procedimiento de rutina, aunque en muchos países ya no está indicada ya que:


-          No previene desgarres.Durante años se pensó que hacer un corte en esta zona ayudaba a evitar las rupturas muy extensas y que un corte preciso sanaba mejor (pues se cose después del parto). Sin embargo, varios estudios han comprobado que no es así, dice la Clínica Mayo. Los desgarres naturales suelen ser menores que la incisión quirúrgica y esta última se puede infectar.

-          Puede provocar incontinencia.Una episiotomía demasiado profunda puede ponerte en riesgo de un desgarre del músculo del piso pélvico o del recto, y traerte problemas para contener la orina o las heces fecales, se concluyó en el American Congress of Obstetricians and Gynecologists desde 2006.

-          La recuperación es más larga. Las molestias perduran y debes esperar más tiempo antes de reiniciar tu vida sexual.  

-          Te vuelve más propensa a futuras lesiones.Si tuviste una episiotomía en el primer parto eres más propensa a rasgaduras extendidas en el siguiente.

La episiotomía solo se recomienda cuando:  

-          El pulso de tu bebé baja y necesitan sacarlo rápidamente, o si usan fórceps o succión.

-          Tu bebé es demasiado grande.

-          Tu bebé viene en una posición complicada.

-          Hay altas posibilidades de que sufras un desgarre extensivo.

Tipos de episiotomía:

-          Episiotomía medio central. Es vertical y continúa la apertura natural de la vulva. Es más fácil de reparar pero te pone en más riesgo de que se extienda al área anal al salir el bebé.

-          Incisión medio lateral. Se hace en ángulo para evitar laceraciones del esfínter anal, pero puede ser dolorosa y más difícil de coser.

 

Prepárate con masaje

El masaje del perineo ha demostrado ser efectivo para evitar desgarres y episiotomías. A partir de la semana 34 de embarazo puedes masajear el área con un lubricante hidrosoluble que humecte tu piel (con vitamina E, aceite de almendras o aceite de olivo) para que se vuelva flexible y no se desgarre.


Notas relacionadas