Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

PAPÁ

La importancia de papá durante el embarazo

Aunque no llevas a tu bebé en tu vientre, tú también lo concebiste y eres esencial para su sano desarrollo. Te decimos cómo puedes participar durante las semanas de gestación.


Primer trimestre: La noticia de la llegada de un hijo a tu vida puede tomarte desprevenido, o quizá sea algo que tú y tu pareja hayan buscado durante mucho tiempo. Como sea, implica el inicio de una etapa de reflexión sobre tu estilo de vida, el cuidado de tu salud, tu presupuesto, planes a futuro y el estilo de crianza que adoptarán. Además, comenzarán a surgir preguntas y dudas sobre el proceso biológico que tu pareja está viviendo.

Lo que puedes hacer: La comunicación con la futura mamá es crucial para disfrutar esta etapa y  comenzar a imaginar este nuevo futuro juntos. Para tu pareja, el primer trimestre podría ser complicado ya que es cuando las náuseas, el cansancio y los altibajos emocionales son más fuertes. Apóyala con tus cuidados, comprensión y compañía para que se sienta respaldada en esta metamorfosis que no solo es emocional, como en tu caso, sino también física. No te pierdas las visitas prenatales para estar igual de involucrado que ella en el desarrollo de su bebé.

Segundo trimestre: Es común que los papás comiencen a sentirse un poco relegados conforme avanza el embarazo, pues a medida que crece el vientre de la mamá, ella se vuelve la protagonista de la experiencia. Sin embargo, tu acompañamiento es esencial.

Qué puedes hacer: No la trates como enferma, pues no lo está. De hecho, la futura mami ya estará más acostumbrada a su nueva condición y tendrá menos molestias físicas y menos cambios de humor. Adapta tu estilo de vida junto con el de ella para que se sienta acompañada. Si te sientes estresado, busca medios para relajarte, como una terapia o algún pasatiempo. Busca medios para vincularte con tu bebé, como hablarle o cantarle. Los fetos pueden reconocer las voces de sus padres al momento de nacer, así que elige una canción y cántasela todos los días y también hazlo al momento de su llegada a este mundo. Después del primer trimestre también puedes difundir la noticia y los ultrasonidos a la familia, y comenzar a documentar el proceso del crecimiento del vientre de tu pareja. Recuerda también que en la medida en que te sientas seguro e informado en esta etapa transmitirás esta seguridad a tu compañera. Muchas parejas encuentran un gran apoyo en las clases de preparación para el parto.

Tercer trimestre: La existencia de tu hijo ya es inminente y empieza a palparse como algo más real. Sus pataditas se pueden sentir con claridad, y puedes interactuar más intentando imaginar su posición en el útero. Seguramente tanto tú como tu pareja se sienten más seguros e informados sobre lo que viene, sin embargo, también el cansancio por el embarazo pudo aumentar. En esta etapa es importante recordar que falta poco para atender a un bebé 24 horas durante 7 días a la semana, y que es mejor esperar a que el trabajo de parto se desencadene por sí mismo y disfrutar de sus últimos días solos como pareja.

Qué puedes hacer: Para este momento seguramente ya tienen listas las cosas que necesitan para su pequeño y es momento de detectar las redes de apoyo (familia y amigos) que estarán cerca para apoyarlos. Resolver por adelantado todo lo posible en el terreno logístico te facilitará la vida (paquete de hospital, seguro de vida, pediatra, ayuda en casa, etcétera). También es crucial que busques tiempo para estar con tu nueva familia y que investigues en tu trabajo qué prestaciones y facilidades tendrás al respecto. Entre más presente estés durante los primeros meses de vida de tu pequeño, ¡mucho mejor!

Estos meses no volverán ¡atesóralos!


Notas relacionadas