Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

NACIMIENTO

¿Qué es un parto respetado?

Muchas mujeres piensan que un parto respetado es un parto sin anestesia y le temen a esta posibilidad. Sin embargo, esto no es lo que busca la humanización del parto. Aquí te la explicamos.


Un parto humanizado tiene dos ejes fundamentales: el protagonismo de la mujer en las elecciones de su parto y la práctica de medicina basada en los últimos avances científicos.

 

El protagonismo de la mujer en las elecciones del parto se refiere a el consentimiento informado de la mujer ante cualquier intervención sugerida por el personal médico o por la partera. Por ejemplo, actualmente muchos protocolos de hospital incluyen la canalización de la mujer para inyectarle suero y otras sustancias, lo que limita el movimiento libre durante el trabajo de parto. Sin embargo, la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que la canalización no es necesaria a menos que tengas alguna condición médica que la requiera. Otra intervención típica es la inducción del parto con oxitocina o prostaglandinas sin consultar a la mujer, estas sustancias sintéticas provocan contracciones más intensas y duraderas y generalmente conducen a otras intervenciones como la anestesia. Es tu derecho que se te consulte antes de tomar cualquiera de estas medidas para que evalúes los pros y contras. Decidas lo que decidas entonces, tu parto será respetado porque será tuyo.

Las prácticas médicas basadas en los últimos avances científicos se refieren a las 6 medidas promovidas por la OMS y agrupaciones como Lamaze Internacional por ser las óptimas según las últimas investigaciones sobre el parto normal y saludable:

 

1.      Deja que el parto comience por sí mismo

2.      Camina, muévete y cambia constantemente de posición durante el trabajo de parto.

3.      Trae a un ser querido, un amigo o una doula que te apoye continuamente durante el trabajo de parto y el nacimiento.

4.      Evita intervenciones que no sean médicamente necesarias.

5.      Evita dar a luz acostada sobre la espalda y sigue los impulsos de tu cuerpo para pujar.

6.   El bebé y la madre deben permanecer juntos después del parto para establecer un vínculo y promover la lactancia.


Notas relacionadas