Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

RECIÉN NACIDO

¿Qué pasa con tu mascota si tu bebé está llegando?

Seguramente adoras a tu peludo amigo, pero un nuevo integrante de la familia llegará y sin duda será el nuevo consentido. Te decimos cómo manejarlo.


Tener una mascota con un bebé recién nacido puede ser un tema polémico: por un lado, es cierto que los niños menores de 5 años están en más riesgo de adquirir enfermedades de los animales, pues pueden tocar superficies contaminadas con heces fecales y llevarse las manos a la boca, o bien dejar caer un chupón o juguete donde el perro pueda lamerlo y luego chuparlo.

Por otro lado, un estudio del journal Pediatrics reportó que los bebés que crecen en hogares con un perro o gato son menos propensos a enfermarse y a desarrollar alergias. De esa investigación se concluye que mantener ambientes extremadamente sanitizados tampoco es recomendable, pues la idea es que el cuerpo de tu pequeño genere defensas.

Lo que sí es verdad es que puedes tomar precauciones para que tanto tu bebé como tu mascota se acoplen lo mejor posible uno al otro.

Antes de que nazca tu hijo:

-    Revisa que tu mascota responda a los comandos que son importantes para ti cuando esté tu bebé, por ejemplo, que no se suba a las camas o sobre ti cuando estés en un sillón cargando a tu niño.

-    Si te es posible, convive con otros bebés y niños cerca de tu mascota, para ver cómo reacciona. ¿Se altera con el llanto? ¿se pone nervioso con los movimientos rápidos? Pon mucha atención a su conducta.

-    Investiga sobre la raza. ¿Qué tan amigables son con los niños? Aunque cada perro tiene un temperamento diferente, te puede dar algunas claves de su interacción en el futuro.

-    Si pasas mucho tiempo con tu mascota, reduce poco a poco la interacción.

-    Si no le permitirás entrar a nuevas zonas de la casa o utilizarás el corral, ve practicando.

-    Busca en internet sonidos de bebé y verifica cómo reacciona.

-    Que papá llegue con uno osito con la loción que usarás en tu hijo. Establece las reglas de interacción con ella como si fuera el bebé, dejando claro que tú eres quien pone los límites.

-    Si notas algún comportamiento a corregir, considera contratar a un entrenador para que ayude a trabajarlos estos meses.

Cuando ya esté tu bebé:

-    No lo dejes con tu mascota sin supervisión. Algunos perros y gatos se agitan cuando están cerca de bebés y se han documentado casos en que tratan de cargarlos con el hocico como a un cachorro o piensan que son presas.

-    No dejes que tu bebé bese a tu mascota, ya que su saliva contiene muchas bacterias, y lava sus manos con frecuencia.

-    Lávate las manos antes de alimentar o cargar a tu bebé.

-    Que tu perro no deje de hacer ejercicio, esto reducirá su ansiedad.

-    Ten cuidado con las andaderas, columpios, sillitas y carriolas, pues algunas mascotas se agitan cerca de ellas.


Notas relacionadas