Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

SALUD

¿Qué provoca la dermatitis del pañal?

Cuando una rozadura se complica puede volverse muy incómoda para tu bebé y no responder a tratamientos caseros. Aquí te decimos por qué sucede y cómo evitarla.


¿Por qué se complica una rozadura?

Cuando un bebé pasa demasiado tiempo con un pañal sucio, una levadura llamada cándida encuentra un ambiente propicio para desarrollarse. A este hongo le encantan los lugares calientitos y húmedos, así que un pañal sucio es un ambiente muy propicio para su proliferación.

La dermatitis del pañal puede presentarse en niños que usan un pañal sucio por mucho tiempo, en aquellos que tienen deposiciones frecuentes (por ejemplo, debido a una diarrea), en los que usan el pañal muy apretado, en los que presentan alguna reacción alérgica al jabón o a las toallitas húmedas y en aquellos que están tomando antibióticos o que están amamantando y cuya madre los está tomando. Esto se debe a que los antibióticos matan las bacterias “buenas” que protegen a la piel de este hongo.

 

¿Cuáles son las señales de una dermatitis del pañal?

-          Sarpullido rojo y con zonas que se descaman.

-          Ampollas llenas de pus.

-          Parches de puntitos que crecen y se mezclan con otros parches.

-          Suele comenzar en los pliegues de la piel y se va extendiendo.

-          Si tu bebé tiene fiebre, las lesiones se extienden a otras partes del cuerpo además de la zona del pañal y/o la dermatitis se presenta durante las primeras 6 semanas de vida de tu bebé, es muy importante acudir al pediatra.

 

¿Cómo se trata?

-          Deja que la piel de tu bebé reciba el aire. Mantenlo sin pañal, seco y limpio todo el tiempo que puedas.

-          Cuando lo tengas con pañal, cuida que en cuanto lo ensucie se lo quites y enjuagues bien la zona con agua. No le pongas uno nuevo hasta que la zona se seque por completo con el aire.

-          Límpialo solo con agua y una tela suave o algodón, ya que las toallitas pueden rozarlo más. Hazlo con       golpecitos, no lo talles, pues le dolerá.

-          Pregúntale a tu pediatra cuáles productos para la piel (ungüentos con óxido de zinc o cremas aislantes de humedad, antifúngicos, etcétera) pueden ayudar a tu bebé.

-          No aprietes mucho su pañal para que no le roce su piel y pueda circular el aire.

-          Busca pañales de buena calidad que mantengan seco a tu bebé.


Notas relacionadas