Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

EMBARAZO

¿Qué tan pronto puedes conocer el sexo de tu bebé?

Existen muchas pruebas para determinar si serás mamá de una mujer o un hombre, pero algunas son más seguras que otras. Aquí te damos más detalles para que decidas cuáles usar.


Primer ultrasonido. El sexo de tu bebé se define desde la concepción, sin embargo, durante el primer trimestre es difícil saber qué será porque sus órganos genitales apenas se están formando y es hasta las 11 semanas cuando apenas empiezan a perfilarse. Todavía a las 14 semanas tu bebé es tan pequeño que puede dar maromas en el líquido amniótico y será más difícil para el técnico captarlo en una buena posición. Los más hábiles pueden determinar, dependiendo del ángulo de la protuberancia de los genitales del bebé, si es niño o niña. Sin embargo, la mayoría prefieren esperar para evitar un error que podría costarte una decepción y compras equivocadas.

 

Examen de ADN. Hay exámenes de sangre que se realizan a partir de las 10 semanas de gestación y que detectan el género del bebé con 99% de precisión y anormalidades genéticas. Aunque se trata de un examen no invasivo que analiza las células fetales en la sangre materna para ver si contienen un cromosoma Y (en ese caso tendrás un niño), este no se realiza rutinariamente a menos que exista riesgo de que el bebé desarrolle alguna complicación de salud.

 

Muestra de vellosidades coriónicas (MVC) o amniocentesis. El primero toma una pequeña muestra de tejido placentario entre las 10 y 12 semanas de gestación y el segundo de líquido amniótico y se realiza entre la semana 15 y 20. Ambos test son la manera más precisa de saber el género de un bebé, pero son invasivos y tienen un pequeño riesgo de aborto, por lo que no se realizan solamente para este fin sino en casos en que pueda haber un embarazo de alto riesgo.  

 

Ultrasonido estructural. Esta ecografía se lleva a cabo entre las 18 y las 21 semanas, y es muy probable que te enteres del género de tu bebé si se deja ver y el técnico se siente seguro con la imagen. Pero hay algunos casos, sobre todo entre menos semanas tengas, en que si tiene dudas te pedirá esperar aún más para saberlo.

 

Examen de orina. Estos test se venden en la farmacia y prometen decirte el sexo de tu bebé entre las 6 y las 10 semanas dependiendo de la marca. Tienes que orinar en un vaso de plástico incluido en el kit, darle vueltas, y esperar unos minutos para que una mezcla de químicos haga que cambie a diferente color dependiendo de si hay testosterona (la hormona masculina) presente. No son completamente seguros, de hecho las mismas compañías advierten que si un resultado falso te causará estrés emocional, no te hagas esta prueba. Normalmente dependen de la primera orina del día, pero si la mamá ha tomado mucho agua, se podrían diluir las hormonas. También podría afectar el resultado la manera de revolver la prueba, no esperar lo suficiente, tener síndrome de ovario poliquístico o tener sexo sin protección 48 horas antes de hacérselo. Algunos especialistas creen que las hormonas no están concentradas en suficiente cantidad en esta etapa del embarazo.

 

Otras pruebas caseras:


No son muy confiables, pero son divertidas.

 

El test de la col morada

1.      Pica una col morada en pequeños pedazos y ponla a hervir durante 10 minutos, luego retírala del calor.

2.      Orina en un vaso limpio.

3.      Combina partes iguales de tu orina y del agua de la col hervida.

4.      Si se pone rosa o roja, tendrás un niño. Si se pone morada, tendrás una niña.


En teoría, este test mide la acidez del PH de la orina. Sin embargo, hay mucha confusión sobre los colores y lo que significan. Además, el PH varía mucho en cada persona.

 

El test del bicarbonato de sodio

También mide la acidez del PH. Es fácil: pon una cucharada o dos de bicarbonato en un vaso limpio y agrega algo de tu orina. Si burbujea mucho, se dice que es niño. Si no hay reacción, dicen que será niña. No está demostrada su precisión.


Notas relacionadas