Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

VÍNCULO

Sana convivencia con tu recién nacido y tu mascota

¿Adoras a tu peludo amigo pero no quieres poner en riesgo a tu bebé? Te decimos cómo lograr ser una familia feliz sin perder al miembro de cuatro patas.


Anticípate a los problemas. Si tu perro tiene fallas de conducta que no has podido resolver por ti misma, es mejor pedir la ayuda de un entrenador profesional que te enseñe a transmitirle autoridad antes de que llegue tu bebé. Pero nunca es demasiado tarde: si tu bebé ya está en casa, no querrás que los ladridos de tu can lo despierten y un especialista en conducta animal puede decirte cómo apaciguarlo.

Cuando nace el bebé. Antes de que llegue a casa, trae del hospital un trapito con su olor. Invita al perro a reconocerlo a la distancia, sin acercarse. Esto da el mensaje de que ese olor pertenece a un objeto tuyo y que necesitas que lo respete. Además cuando llegue tu bebé su olor no será completamente nuevo.

Pon límite a sus espacios. Aunque un estudio publicado en el journal Pediatrics comprobó que los bebés que viven con perros o gatos se enferman menos durante el primer año, pues generan más anticuerpos contra alérgenos y otros organismos, el pelo de una mascota contiene mucho polvo y suciedad. Enséñale a tu mascota a través de premios que hay una barrera invisible en las zonas donde estará el bebé (cuna, su cuarto, tapetito, etcétera) y que no puede atravesarlas. Si no responde a tu entrenamiento, usa rejillas.

Cuidado cuando los presentas. No dejes que tu perro se acerque demasiado al bebé. El primer encuentro debe ser cuando esté relajado (por ejemplo después de una caminata) y debes controlar la distancia. Poco a poco se podrá acercar más bajo tu supervisión.


Notas relacionadas