Tips para padres

Si tienes dudas o miedos no tienes que preocuparte: Aquí podrás encontrar un listado de los mejores consejos para que puedas disfrutar de ser padre.

Para guardar una nota como favorita debe estar registrado y logueado.

GENÉTICA

Y tú ¿cómo quieres que sea tu bebé?

El dilema ético de diseñar bebés ha cobrado relevancia, pues ya existen técnicas que hacen que esta posibilidad esté a la vuelta de la esquina.


Un bebé de diseño es un bebé genéticamente modificado (ya sea in vitro, a través de semen especial, etcétera) para que tenga características específicas, desde un menor riesgo de enfermedades hasta la selección del color de ojos.

 

La bioética es la rama de la ética dedicada a reflexionar y proveer los principios para la conducta más apropiada del ser humano respecto a la vida. En este contexto, algunos expertos se han pronunciado a favor de la edición genética para prevenir enfermedades específicas como la fibrosis quística o la anemia falciforme, pero se muestran preocupados por servicios ya disponibles como la elección del sexo, ya que en algunos casos podría implicar discriminación de género.

 

También existe un gran debate sobre las implicaciones sociales de crear niños con rasgos físicos específicos (más atléticos, más altos, etcétera) o de descartar niños con más propensión a desarrollar condiciones cardiacas, Alzheimer o diabetes en la vida adulta; y es que aunque estas posibilidades aún no son reales, están a la vuelta de la esquina.

 

Lo que los principales detractores argumentan es que estos servicios serán caros y la mayor parte de las personas no podrá pagar por ellos, lo que pondría a su descendencia en clara desventaja. La película Gattaca explora un panorama en donde la eugenesia (una filosofía social que defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante la manipulación y los métodos selectivos) predomina, en que los individuos que no son genéticamente modificados son considerados inferiores.

 

Mientras tanto, otros especialistas piensan que los padres tienen el derecho a decidir sobre el futuro de sus hijos, como lo tienen para cualquier otro aspecto de su educación o del cuidado de su salud.  ¿Qué podría tener de malo querer que un hijo sea más inteligente o más fuerte?, argumentan.

 

Sin duda un tema sobre el que reflexionar. ¿Qué opinas tú mami?


Notas relacionadas