Dermatitis atópica: origen y recomendaciones para cuidar a tu bebé

×

Dermatitis atópica: origen y recomendaciones para cuidar a tu bebé

Staff bbtips | 06-06-2022

Primero, ¿qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es un padecimiento que afecta a la piel y se presenta como un proceso inflamatorio que causa mucha comezón en forma de erupciones cutáneas (ronchas) o eccemas. 

La dermatitis atópica es el resultado de una hiperreacción al estímulo de ciertas sustancias o alimentos que producen una reacción alérgica exagerada. Se ha observado con mayor frecuencia en pacientes de piel blanca y que habitan en centros urbanos.

Origen de la dermatitis atópica 

Vale la pena que sepas que tiene su origen en una alteración del funcionamiento del sistema inmunológico o de defensa del organismo, en el que se produce una reacción exagerada a ciertas sustancias que para otras personas son inofensivas, tales como alimentos, pelo o plumas de animales, algunas plantas, telas de su propia ropa, jabones o sustancias usadas para su limpieza. En algunos casos posteriormente pueden detectarse otras enfermedades, que cursan con hiperreactividad del sistema de defensa, tales como el asma o la rinitis estacional (también conocida como fiebre del heno). 

Síntomas

Es importante resaltar el hecho de que la enfermedad puede aparecer en el recién nacido o aparecer en edades más avanzadas. La primera señal de la dermatitis atópica es la aparición de ronchas o eccemas en la piel sin una causa aparente, de coloración rojiza y de distribución no uniforme en la piel, aunque pueden ser más evidentes en la zona de pliegues, tales como las axilas, pliegues del codo, cuello, ingles o en los pliegues posteriores de las rodillas. 

La comezón o prurito es constante en las lesiones y en los niños de mayor edad. Se observan zonas de erosión de la piel, causada por el rascado constante, lo que a su vez puede exacerbar los episodios de comezón y la aparición de más lesiones en las áreas cercanas al sitio de inicio. 

No dejes de observar…

Te recomendamos que observes si las lesiones y la comezón aparecen en tu pequeño al contacto con algún animal (gato, perro o aves que haya en casa); prendas o telas de sillones, o de juguetes de tela como el peluche, para detectar la aparición de las lesiones; también verifica si a la ingesta de alimentos aparecen las lesiones en la piel y con base en ello evitar su consumo, mucha atención en especial a los que tienen conservadores o colorantes. 

Si tienes mascotas, observa si hay aparición de las lesiones al tener contacto del bebé con el animal, y en la medida de lo posible (sí, lo sabemos, es triste) habrá que mantenerlos alejados el uno del otro. 

Al realizar el baño o la limpieza de tu bebé, observa si al aplicar jabón o shampoo, aparecen las lesiones, también al realizar la limpieza de su piel con aceites, cremas o lociones para el bebé, pues ellas podrían ser las responsables de hacer aparecer estas ronchas. 

Mientras acudes con tu especialista:

Aplica cremas humectantes y suavizantes de la piel para evitar la resequedad y descamación de la zona afectada. No apliques remedios caseros ni nada que no haya sido recomendado por tu médico. 

Si tienes dudas, o cada vez son más frecuentes las crisis de lesiones en la piel por dermatitis atópica, acude con tu pediatra, inmunólogo o alergólogo, quienes te darán recomendaciones específicas para controlar los síntomas e instalarán un tratamiento para el control del  desajuste inmunológico de tu pequeño. 

REFERENCIAS

  1. Rivero JI. Dermatitis atópica. Revista médica de Costa Rica y Centroamérica 2016;73:711-716
  2. Mendez-Cabeza J, et al. Manejo de la dermatitis atópica en atención primaria. MEDIFAM 2003;13(2):75-84
  3. Escarrer M, et al. Dermatitis atópic. Protoc diiang ter pediatr. 2019;2:161-75

Dermatitis atópica: origen y recomendaciones para cuidar a tu bebé

Etiquetas Salud Consejos

Comentarios

bbtips
bbtips
bbtips