El arte de poner límites con amor

×

El arte de poner límites con amor

Staff bbtips | 14-07-2021

Uno de los grandes retos de todos los padres es dar educación y formación a sus hijos, a través de establecer límites que regirán en la vida de un niño, y facilitarán su convivencia con los demás.

Los límites son las reglas y normas que esperamos en su conducta. Durante el crecimiento los encargados de poner los límites son los adultos cercanos a los niños, como padres, abuelos, cuidadores y maestros.

Si un infante, de cualquier edad, sabe qué es lo que se espera de él, se siente amado y guiado, su autoestima será buena, tendrá un desarrollo emocional sano y eventualmente será un adulto maduro, empático y considerado.

Si, por el contrario, un niño desconoce qué es lo que se espera de él o no tiene límites claramente establecidos, esto le puede causar angustia y estrés e intentará probar hasta dónde puede llegar. Cuando esto sucede, el niño puede sufrir de conflictos en otras áreas de su vida, como en la escuela, con sus amigos y en la forma en que se siente consigo mismo.

¿Cómo ponerles límites con amor y sin dañar?

Es muy importante que los padres le hagan saber el niño que es lo que se espera de él y cuáles serán las consecuencias si esto no se cumple, siempre con cariño y explicando las razones. Nunca se debe de condicionar el amor, “si no obedeces, ya no te voy a querer...”, porque además de ser mentira, esto dañará su autoestima.

La comunicación debe ser clara y adecuada a la edad del niño, siempre explicando sin violencia ni enojos, cuál es el límite. Nunca se debe regañar a un niño, y mucho menos con violencia, si hace algo acerca de lo cual no se había establecido un límite previamente.

Por esto, es recomendable ir un paso adelante y prevenir las conductas no deseadas antes de que sucedan. Una vez que el niño comienza a probar hasta dónde puede llegar, aplicar la consecuencia. Esto debe hacerse sin gritos ni violencia para evitar que el niño sienta que la consecuencia es producto del enojo de sus padres y no el resultado directo de su conducta indeseable.

Es importante también que las consecuencias que se establecieron previamente se cumplan a cabalidad, para que los niños sientan la claridad en las acciones. Es por esto que es necesario que los padres elijan consecuencias que estén completamente dispuestas a cumplir.  

Una forma amorosa de establecer límites, es hacerlo a través del diálogo, ya que así el niño puede participar en la elaboración de sus propias reglas con ideas y sugerencias, tomando en cuenta sus sentimientos, lo que le hará sentir importante y amado, favoreciendo los lazos de afecto y su autoestima sana.

La conducta de los niños generalmente proviene de imitar a la gente con la que conviven, es importante poner el ejemplo de la conducta que esperamos de ellos. Lo que aprendan lo llevarán a las otras áreas de sus vidas, y el tipo de relaciones que formen en la niñez tenderá a ser el tipo de relaciones que repetirán en sus vidas.

El arte de poner límites con amor

Etiquetas Consejos Desarrollo

Comentarios

bbtips
bbtips
bbtips