Involucrar a papá en la crianza: tu pareja frente a los berrinches

×

Involucrar a papá en la crianza: tu pareja frente a los berrinches

Leticia Jiménez | 18-06-2021

Papá también educa 

Papá ya no es esa figura lejana que sólo llega a cenar y provee dinero a casa. Papá también educa junto con mamá, tanto por acción como por omisión, y es importante, si crías en pareja, que ambos estén coordinados en las decisiones de crianza y disciplina y que te pueda apoyar o respaldar cuando se presenta un berrinche. Así que llegó la hora de Involucrar a papá en la crianza. 

Muchas veces vemos anécdotas, memes o frases en internet donde se bromea sobre la supuesta incapacidad de muchos hombres para realizar su papel, y otras tantas quejándose de que no ayudan lo suficiente, perpetuando un círculo vicioso de ideas que se reproducen en las familias, fomentando el modelo de que mamá es la total responsable del manejo de la casa y la educación de los hijos y el foco de todos los reproches.

Esto, por supuesto, debe cambiar. A estas alturas del siglo XXI muchos padres se implican en la crianza de sus hijas e hijos, aunque otros cuantos reproducen viejas estructuras. Es un hecho que, sin referentes de paternidad corresponsable, que es como han crecido la mayoría de los adultos de esta época, es muy difícil encontrar la forma de involucrarse de una manera que realmente se convierta en una crianza conjunta con su pareja. 

En este artículo te daremos algunas ideas que les ayudarán a mejorar su comunicación y así lograr estar en la misma sintonía. 

Adiós estereotipos 

A estas alturas del siglo XXI todavía tenemos en el inconsciente el estereotipo de familia con padre que sale a trabajar y madre que se queda en casa a cargo de lo doméstico y, secretamente, nos sentimos mal si la casa no está tan limpia como “debería” o si no alcanzamos a cumplir con todas las facetas que la sociedad y los medios nos muestran: niños sonrientes y bien portados, cena lista, casa impecable, esposa arreglada y esposo que solo llega abre la puerta y sonríe.

También olvidémonos de la idea de que “los hombres no sirven para esto”, y esas bromas y chistes donde el esposo no sabe ni cómo se llaman los niños ni su fecha de nacimiento, o que es incapaz de encontrar su ropa, normalizando de forma graciosa actitudes de omisión y de falta de cooperación que ya no deben ser normales, no debemos perpetuar esas ideas, si no lo vivieron en casa lo pueden aprender, así que no es válido pensar que sólo nosotras somos responsables de la crianza y la casa. 

Mochila emocional 

Ten una charla con tu pareja y haz memoria... ¿Cómo eran las dinámicas en la crianza de cada uno de ustedes? ¿Cómo reaccionaban sus padres cuando cometían un error o se comportaban mal? 

Esto es importante porque tendemos a reproducir lo que vivimos, aunque nos hayamos prometido jamás ser como nuestros padres. Asimismo, la forma como se organizaba nuestra familia, madre sola que sacó a la familia adelante, madre en casa y padre que solo daba el gasto y no intervenía en nada más, padre que dictaba cada movimiento y decisión de la casa, todas estas maneras de organización familiar nos dan estructuras dentro de las que crecimos y que tendemos a reproducir en nuestras relaciones y reacciones. 

Tener conciencia de estos modelos en los que crecimos nos ayuda a entender por qué a veces actuamos como lo hacemos, gritamos por lo mismo que nos gritaban o reaccionamos desproporcionadamente porque así lo hacían con nosotros.

Información  

Comparte con tu pareja artículos o información sobre crianza respetuosa o las diferentes etapas de desarrollo de un bebé, sobre crianza las parejas hablan poco o nada antes de tener hijos, y terminamos repitiendo patrones que vivimos en la infancia, por eso el leer fuentes confiables ayuda a encontrar nuevas formas de educar y criar a nuestras hijas e hijos.

Acuerdos frente a los demás  

Cuando tienes hijos, y más si están pasando por una etapa de berrinches, somos el blanco de todo tipo de comentarios y opiniones, así que como pareja necesitan ser un frente común, estar de acuerdo en sus decisiones de crianza y poner límites con los familiares sobre éstas.

Igualmente, el tener estos acuerdos y charlas previas ayuda a que: si tú marcas unas normas tu esposo no te desacredite al contradecirte en público o haga algo que no habían acordado, se trata siempre de acuerdos mutuos. 

También es importante que reconozcas que él puede tener otro estilo, puede ser que para él algunas cosas sean menos críticas y se relaje más con otras. Y necesitas reconocer esas diferencias y aceptarlas, ya que nadie va a hacer las cosas exactamente como tú digas, de esta forma lograrás de manera pacífica involucrar a papá en la crianza.

Relevos 

Papá se hace corresponsable cuando te releva si ya estás muy desesperada, para que puedas tomar aire, y entre los dos darse tranquilidad para no perder la paciencia frente a las diversas situaciones que se presentan en la crianza de sus hijas o hijos, así que llegó la hora de involucrar a papá en la crianza. 

Como pareja y padres de familia debemos entender que somos un equipo y el ejemplo para nuestros hijos de cómo es una relación de pareja, de cómo resolver conflictos y de comportamiento, y el ejemplo lo damos mamá y papá, ambos tenemos que cooperar tanto en las labores físicas de la casa como en la disciplina, normas y acuerdos. 

Si nuestra hija o hijo está pasando por la etapa de berrinches, necesitamos ser un frente común y coordinado para apoyarnos en nuestras decisiones de crianza, para poner normas y límites, para escuchar y contener a nuestros hijos y para no reaccionar conflictivamente a los comentarios y opiniones ajenas que pueden llegar a estresarnos y hacernos actuar para complacer a los demás en lugar de centrarnos en contener a nuestros hijos.

¡Nos leemos en la siguiente!

 

Leticia Jiménez

Ayudo a las mamás a ser mejores mamás dándoles herramientas que les ayuden para la crianza de sus hijos, su relación de pareja y sus emprendimientos mediante material online, asesorías virtuales y cursos presenciales.

Autora de “Berrinches y Rabietas para Mamás Imperfectas”, “Mamá y Papá también son pareja” y “De esto no se habla, testimonios sobre violencia obstétrica” .

REFERENCIAS:

1.   Jimenez Leticia. " Berrinches y rabietas. Un libro para mamás imperfectas" México, 2017;  (1)154:9672-878

 

 

Involucrar a papá en la crianza: tu pareja frente a los berrinches

Etiquetas Desarrollo Consejos

Comentarios

bbtips
bbtips
bbtips